-| ¿Qué harías si recibes un correo con tu contraseña en el asunto?

Se me aceleraría el corazón:

La mayoría de los destinatarios, asustados, abrieron el correo y se encontraron con un mensaje en inglés que traducido decía lo siguiente:
“Vayamos directo al grano. Sé que tu contraseña es ********. Más importante aún, sé tu secreto y tengo pruebas de ello. No me conoces personalmente y nadie me contrató para que te investigue.

La clave no es entrar en pánico y pedir ayuda a personas expertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *